Tag : filosofia

Paradojas para tener una vida más filosófica

Tener una filosofía de vida es el primer paso para hacer que nuestra existencia goce de un cierto orden, al menos a nuestro entender; y atentos a esto último, porque puede ser que nuestra idea de cómo vivir la vida no sea del agrado de alguna gente, y sólo a nosotros nos compete decidir si estamos en la vía correcta, o quizá algo equivocados y debemos corregir algunos de nuestros fundamentos vitales.

Por eso, si debemos llegar a esto último, es importante tener toda la información necesaria para hacerlo. Y tener en cuenta que nuestra existencia vital puede llegar al punto de encontrarnos ante una paradoja. Os invito a que veáis el vídeo a continuación, no creerás lo que te cuentan en él:

Para empezar, y tal y como os han explicado en el vídeo anterior, la definición de paradoja que da la Real Academia de la Lengua: “Hecho o expresión aparentemente contrarios a la lógica”; sí amigos, una afirmación que es totalmente cierta, pero a la que no encontramos explicación lógica. Como a los seres humanos nos encanta, como se dice vulgarmente, hacernos la picha un lío, somos muy proclives a encontrarnos con estas cosas a lo largo de nuestra vida, y para colmo, si no lo hacemos, las inventamos, jejeje. Por eso, es importante conocer cuáles son las que más pueden afectarnos, y tener una idea más o menos claro de lo que representas, por si nuestra vida puede verse de alguna manera influenciada por ellas.

Quizá para algunos, no digo que no sean los más sabios, esto no sean más que tonterías que nada tienen que ver con nuestra vida actual, donde nos limitamos a vivir en la rutina sin pensar demasiado en cuestiones “filosóficas”. Pero es un hecho que la filosofía, el amor por el conocimiento literalmente, ha sido una de las causas que nos ha llevado al nivel de pensamiento superior en el que nos encontramos; y si estas paradojas has surgido de ese amor y ese conocimiento, merecen al menos que les dediquemos unos instantes:

  • El viaje en el tiempo: Si un supuesto viajero del tiempo encontrara la forma de viajar en el tiempo y pudiera matar a su abuelo, ¿cómo haría para viajar en el tiempo, si supuestamente no habría nacido?
  • El hotel infinito: Si en un hotel con habitaciones infinitas, los huéspedes se van corriendo un cuarto cada vez que aparece un huésped nuevo, ¿dónde irá el que ocupa la última habitación?
  • La paradoja de Teseo: Cuando un objeto ha sido remodelado en un 90% de su totalidad, ¿sigue siendo el mismo objeto que era en origen?
  • La paradoja de la serpiente: Si una serpiente se come a sí misma, ¿qué espacio termina por ocupar?
  • Aquiles y la tortuga: Si el corredor Aquiles da ventaja a una tortuga en una carrera, ¿terminará por alcanzarla?
  • La paradoja de Schrödinger: Si un gato está encerrado en un baúl con un gas venenoso, que sólo se esparcirá si abrimos el baúl gracias a un interruptor con el 50% de posibilidades de accionarse, entonces el gato, hasta que abramos el baúl, estará vivo y muerto a la vez.
  • La fuerza irresistible: ¿Puede un ser omnipotente crear una piedra tan enorme que ni siquiera él pueda destruir?
  • La paradoja del barbero: Si un barbero sólo puede afeitar a una persona que no pueda hacerlo por sí misma, ¿podría afeitarse a sí mismo?
  • Los dos sobres: Si en un sobre hay una cantidad de dinero, y en el otro el doble que en el primero, al escoger uno ¿debes cambiarlo inmediatamente por el otro?
  • El fenómeno Will Rogers: ¿Se puede aumentar la media de dos conjuntos, sólo con traspasar un solo elemento entre ellos?

Las chicas, ese gran enigma a descubrir

Si algo tiene la sociedad actual, es la curiosa cualidad de hacer de cualquier cosa natural el mayor embrollo del mundo. Durante siglos, las relaciones hombre-mujer tenían ciertas reglas que todos aceptaban por válidas, y aunque por supuesto evolucionaban y cambiaban a través del tiempo, nadie se cuestionaba su existencia: las cosas eran así porque eran, y punto.

Claro está, esto no puede ir más en contra del pensamiento filosófico, conformarse con lo que hay establecido; pero indudablemente te soluciona mucho la vida, sin hacerte preguntas que, en ocasiones, no tiene respuesta y no hacen más que complicarlo todo. Por ejemplo, esa costumbre que hemos adquirido en la Edad Moderna, de cuestionarse las relaciones de pareja y el papel de la mujer en ellas, y no sólo en ellas: ya que estamos, y gracias a activistas y feministas, en el mundo entero.

Que nadie crea que soy un machista y me dedico a echar por tierra a todas aquellas grandes mujeres que han luchado por la igualdad y la libertad femeninas. Las alabo profundamente, pero por otro lado no dejo de preguntarme por qué han querido enredar tanto con el papel que la mujer ha tenido tradicionalmente en la historia: hija, esposa, madre y alma del hogar. Quizá para la mujer moderna eso ya no sea suficiente, pero seguro que en su momento, fueron muchas las que no quisieron unirse a la lucha por acabar con esos roles que la sociedad les había dado. Porque, digo yo, que algún sentido tendrían en su momento.

Pero el feminismo no es el quid de la cuestión de este post. Fijaos que en el título he hablado de “chicas”, y no de mujeres. ¿Y por qué? Porque considero que, si a una mujer ya le resulta difícil buscar su papel en pareja, uniendo en su persona lo que debería ser, lo que querría ser o lo que se supone que tendría que ser, imaginaos lo que puede ser para una jovencita, que recién empieza sus relaciones con el sexo opuesto. El cacao mental debe ser impresionante, y sospecho que muchas de ellas van a la aventura, más perdidas que el barco del arroz, como dicen en mi pueblo, jeje.

Libros de autoayuda, conferencias de psicólogas, mítines feministas y, sobre todo, miles de artículos en la red hablando de las relaciones de pareja, a punto de crear una nueva rama de la filosofía. Todo analizado al detalle, con meticulosidad, hablando todo el rato de las parámetros que se dan entre un hombre y una mujer y cómo afectan a unos y a otros. ¿Quién puede aclararse con semejante despliegue de información? Desde luego no una chica joven, pero os digo más: si alguno de esos artículos van dirigidos a los hombres, tampoco cumplen su objetivo, y es por una razón bien sencilla.

La razón es: las mujeres son un misterio, señores, y todo empieza cuando son chicas. La mente masculina nunca será capaz de descifrar la suya, mezcla de pensamiento, raciocinio y mucho de sentimiento; y lo único bueno de todo esto, es que los amantes de la filosofía ya tenemos objetivo para el próximo millón de años.


La poesía del cuerpo femenino

chicas-desnudas

El cuerpo de una mujer desnudo es poesía, es filosofía, es arte, es amor… tiene tantas definiciones que jamás acabaríamos de definirlo y de alabar sus virtudes y las sensaciones que provocan en nosotros, los hombres.

Desde hace miles de años el cuerpo femenino es adorado por su belleza y por sus curvas, pero sobretodo por lo que nos trasmite y estoy convencido de que Dios lo creó a conciencia tanto para bien como para mal. Es cierto que hay culturas que las repudian e incluso las encierran cuando tienen el periodo, pero sin la menstruación la humanidad no existiría y deberíamos estar todo el día dándoles las gracias por permitirnos vivir.

Tanto en el erotismo como en el porno la referencia siempre es el cuerpo desnudo de una mujer y la fuente de inspiración tanto para artistas como para los millones y millones de hombres que obtienen placer admirándolos mientras se masturban. Sus caderas, sus pechos, su trasero, sus pies, sus manos, sus labios, sus ojos, todo es una invitación al placer y en algunos casos al pecado y eso no pasa desapercibido para muchas personas que ven en las chicas una fuente de ingresos, de hecho hoy en día el sexo está por todas partes y en mayor o menor medida, la publicidad gira en torno a él.

En este sentido predominan las chicas bailando desnudas o con una ropa sugerente y no cabe duda de que es uno de los mayores reclamos, por lo tanto se confirma que su papel en el mundo es fundamental y ya no solo en este aspecto, tanto a nivel personal, maternal y laboral, afortunadamente cada vez están adquiriendo más relevancia y es que por fin va desapareciendo no si dificultad la cultura machista a la que estábamos sometidos.

Antiguamente los artistas pintaban cuadros inspirándose en la belleza femenina y es obvio que les movía una pasión por el arte y por poder plasmar tanta belleza, pero seguramente muchos Reyes o gente importante de la época los usaría para excitarse, ¿os imagináis a un Rey sentado en su trono masturbándose mientras veía uno de los cuadros que había ordenado pintar de una de sus doncellas?, puede sonar gracioso, si, pero tengo claro que eso sería así porque no les quedaba otro remedio.

Actualmente tenemos infinidad de opciones para poder disfrutar de las chicas y la más popular son los videos porno, por la red circulan millones de chicas desnudas que hacen cosas inimaginables hace tan solo unas décadas, chicas de todos los colores y nacionalidades que por un módico precio tienen sexo con cualquier desconocido delante de una cámara. Pues yo sigo opinando que esto es otra forma de arte y que para nada es denigrante esta profesión para una mujer, si lo pensáis, lo único que hacen es lo mismo que hacemos nosotros en nuestra habitación con nuestras mujeres pero públicamente, por lo demás el resto es lo mismo.

Hoy en acción filosófica hacemos un homenaje a la mujer y os invitamos a que cuando lleguéis a casa le digáis a vuestra madre, hija o esposa cuánto la queréis y lo importantes que son para vosotras, ese simple gesto las hará enormemente felices y creo que es lo mínimo que se merecen…


Pensamientos de accion filosofica

Los blogeros que componemos acción filosófica decidimos crear este espacio virtual porque nuestras inquietudes eran tan parecidas como opuestas y eso era motivo suficiente para ponerse manos a la obra. Teníamos claro que aún habían muchas cosas por hacer en este mundo aunque algunos piensen que está todo inventado y nuestra pasión por la filosofía hizo posible llegar a un acuerdo para condensar en un blog miles y miles de pensamientos tanto ancestrales como actuales.

El ritmo de vida frenético que llevamos prácticamente nos lleva a olvidar lo que fuimos y lo que somos, son tantas las preocupaciones diarias que resulta casi imposible hacer un hueco a nuestros propios pensamientos y es que nos invaden con tanta información desde todos los medios que al final no sabemos para que narices estamos aquí…

captura6

Muchos expertos apuntan a que en un futuro no muy lejano el ser humano alcanzará tan grado de sabiduría que seremos una sola mente, es decir, habrá un pensamiento global que estará conectado en teoría por la tecnología y eso actuará como una super mente con unas capacidades impensables.

La verdad es que esto nos asusta bastante porque es muy inquietante pensar en que algún día la razón y la individualidad en el pensamiento desaparecerán porque serán sustituidas por máquinas. Estamos de acuerdo en que sin la tecnología y los grandes avances que se han hecho hasta ahora no podríamos hacer gran parte de las cosas que hacemos y muchas enfermedades serían incurables, pero; ¿hasta qué punto deseamos ser eternos si vamos a perder totalmente nuestra esencia?.

No es de extrañar que cada vez más personas deciden apearse del mundo y comenzar una nueva vida lejos de la civilización para volver a sus orígenes, pero el problema es que la sociedad está inmersa en el consumismo y hasta los mendigos tienen que pagar por serlo: ¿acaso no es inhumano?… Hoy todo se ha convertido en una especie de competición y todos parecen ser los poseedores de la verdad, de hecho, el diálogo está prácticamente limitado a las redes sociales y la mensajería instantánea, ¡¡¡es que ya ni se hacen llamadas!!!.

captura7En acción filosófica os invitamos a que dialoguéis, os sentéis con varios amigos a hablar sobre la naturaleza, Dios, vuestros sentimientos más profundos, vuestras alegrías y tristezas, sobre la familia, sobre los valores que tanto bien nos hicieron hace tan solo unas décadas y en definitiva sobre todos esos temas de conversación que se han perdido y que es necesario y vital recuperar.

Por nuestra parte, al crear acción filosófica hemos adquirido de alguna forma un compromiso con nuestros usuarios ya que gracias a ellos este proyecto podrá seguir adelante y os aseguramos que no somos de los que tiramos la toalla aunque algunos se empeñen en ponérnoslo muy difícil: Los filósofos nunca mueren o al menos sus pensamientos.

Os dejamos con una magnifica frase del gran Nietzsche que posiblemente resuma todo lo que queremos expresar:

“Todo el que disfruta cree que lo que importa del árbol es el fruto, cuando en realidad es la semilla. He aquí la diferencia entre los que creen y los que disfrutan”.

captura5


¿Como debemos estudiar la religion?

captura1

Es la ciencia tiene una buena mirada hacia la religión. ¿Por qué? Debido a que se ha hecho evidente en los últimos años que si vamos a avanzar en los problemas vamos a tener que aprender más acerca de las religiones y la influencia que ejercen sobre la vida y las acciones de las personas. Si no se aprecia la dinámica de la lealtad religiosa, y el impacto psicológico de las diferencias religiosas, nos puede conducir a una fuerte inversión en políticas contraproducentes. El rebote como el ave fénix de la religión en la antigua Unión Soviética sugiere a muchos que, así como la prohibición y la guerra contra las drogas han demostrado ser desastroso, si bien intencionada, los intentos de hacer frente a los excesos de estas indulgencias populares, por lo que cualquier tratos informada intento por controlar a los fanáticos de la religión cepas probablemente contraproducente mal si no estudiamos los fenómenos que rodean cuidadosa y objetivamente.

Desde un punto de vista biológico, la religión es una actividad humana muy costosa que ha evolucionado a lo largo de milenios. Lo que “paga” este gasto derrochador? ¿Por qué existe y cómo fomentar este tipo de alianzas de gran alcance? Para muchas personas, incluso hacer una pregunta tan parecerá un sacrilegio. Pero para llevar a cabo un estudio científico serio de las prácticas y las actitudes religiosas, debemos dejar de lado la tradicional exención del escrutinio que las religiones han disfrutado.

Algunas personas están seguros de que el mundo sería un lugar mejor sin religión. No estoy convencido, porque todavía no puedo caracterizar cualquier cosa que pudiera reemplazarla en los corazones de la mayoría de los seres humanos. (Tal vez deberíamos tratar de eliminar música mientras estamos en ello. Se inflama las pasiones y seduce a muchos jóvenes en vidas desperdiciadas.) Lo que la gente se preocupa profundamente merece ser tomado en serio. Eximiendo a la religión del escrutinio es en realidad una forma condescendiente de declarar a ser todo de manera justa y ceremonia.

O tomamos la religión tan seriamente como tomamos el calentamiento global y el Niño, y estudiamos de forma intensiva, o lo tratamos como mera superstición y el atraso. Al igual que con las otras maravillas de la naturaleza, me parece que prestar atención escrupulosa a sus diseños elegantes aumenta mi aprecio por ella, pero otros pueden pensar que demasiado conocimiento de los mecanismos detrás del escenario amenaza con disminuir su temor, para romper un hechizo que no debería estar roto. Esto no es sólo una diferencia de sabor, o un desacuerdo puramente académico. Nuestros futuros también pueden depender de cómo decidimos proceder.

Usted piensa que la religión necesita una investigación científica rigurosa. Estoy de acuerdo, al igual que las personas, en la mayor parte religiosos Bretaña, si no los EE.UU.. He estado haciendo esto desde hace algunas décadas, al igual que miles de filósofos, historiadores y sociólogos durante los últimos 3.000 años. Bienvenido al club. Pero usted sugiere en su nuevo libro Romper el hechizo que debemos investigar la religión “, con la presunción de que es un fenómeno completamente natural.” Tiene que estar justificada, tal presunción. Si hay un Dios, entonces todos los procesos codificados por la física, la biología, la psicología o regulares lo que sea, se producen debido a la actividad sostenimiento de Dios y por lo tanto son “sobrenatural” (incluso si Dios no interviene). Así que lo primero es investigar “científicamente” si existe o no es un Dios.

Una teoría científica se vuelve probable por sus datos en la medida en que 1) si la teoría es verdadera, es probable que se produzcan los datos; 2) si es falso, es probable que no se producen los datos; 3) es simple; y 4) que encaja con nuestro conocimiento previo de lo que ocurre en otras áreas de investigación. Pero el cuarto criterio tiende a caer hacia fuera cuando estamos tratando con una teoría científica grande (como una teoría general de todos los fenómenos físicos) para los que hay pocos otros campos de investigación. Por encima de todo, cuatro gotas de criterio fuera cuando tenemos una teoría como el teísmo, que pretende explicar todos los datos: es decir, todos los fenómenos observables. El más importante de estos fenómenos observables, que el teísmo puede explicar es que hay un gran universo físico, que todo se comporta de una manera totalmente regular, que las condiciones de contorno del universo y las leyes de la naturaleza son tales como para dar lugar a la evolución de los cuerpos humanos, y que los cuerpos humanos están conectados a la vida consciente.

No hay la más mínima razón para suponer que estos fenómenos se producirán menos una teoría un poco como el teísmo es cierto, ¿por qué debería cada átomo en el universo se comportan exactamente de la misma manera? (Por supuesto, es una “ley de la naturaleza” que lo hacen; pero las leyes de la naturaleza son sólo la forma en que se comportan las cosas No explican ellos..) Por otro lado, si hay un Dios de la tradicional clase omnipotente , omnisciente, perfectamente libre y perfectamente buena que tenemos muchas razones para esperar que va a provocar la existencia de las cosas buenas; y uno especialmente bueno es la existencia de seres encarnados como nosotros que tienen una elección entre el bien y el mal y pueden influir en el mundo y entre sí de diversas maneras. La suposición de que existe tal Dios es muy simple. Porque es la suposición de que existe una “persona” (no muchas personas), que es el tipo más simple de persona que podría haber. Una persona es un ser con un poco de poder para hacer una diferencia en las cosas, algún conocimiento de lo que es el mundo, y un cierto grado de libertad respecto de los cuales las diferencias de hacer. Dios se postula como un ser en el que no hay límites a estas cualidades. (Los científicos han teorías siempre preferidos postulando infinitos grados de cualidades a las teorías postulando grandes grados finitos, cuando estos son igualmente compatibles con los datos.) La libertad perfecta de Dios significa que no hay influencias irracionales le disuaden de hacer lo que él ve razón para hacerlo, que es lo que él cree que es bueno hacer; siendo omnisciente, él sabrá lo que es bueno y lo que estará en perfecto estado. Así por criterios científicos los datos hacen que sea probable que hay un Dios. Teniendo en cuenta que, debemos investigar la religión en la presunción (ahora establecido por razón!) De que hay un Dios.
En Romper el hechizo , usted es muy desdeñoso de los argumentos acerca de la existencia de Dios, y dedicar apenas siete páginas a tales argumentos. La única a la que le da ninguna atención seria es el argumento ontológico, en el que la existencia de Dios se deriva lógicamente de su perfección. Pero este argumento es un intento único que prueba la existencia de Dios; es capricho de un filósofo y no tiene conexión con el pensamiento de los creyentes ordinarios. Usted se refiere al lector a otro libro de suya- peligroso idea-de Darwin el que reclame da más atención a este tipo de argumentos. Ya no llamar la atención sobre el hecho de que las constantes de las leyes de nuestro universo y las variables de sus condiciones de contorno tuvieron que ser precisamente lo que son dentro de una parte en un millón de millones de dólares si la vida humana fueron evolucionando. Pero usted va a sugerir que tal vez hay un número infinito de universos, cada uno con diferentes leyes y diferentes condiciones de contorno, de modo que habría sido inevitable que en algunos de esos universos emergería de tipo humano vida. Sin embargo, una suposición de que por casualidad existe un número infinito de tales universos, cada uno que varía de una forma precisa de la siguiente, sería totalmente poco científico-una enorme violación de mi criterio tres. Y si va a sugerir que hay un poco de máquina que genera este tipo de universos, entonces surge la pregunta de por qué la máquina generadora universo es en sí apenas de este tipo, ¿por qué no se produzca un número infinito de universos todos de la misma ¿tipo? Hubiera tenido que ser una máquina generadora de complejo universo muy especial para producir la propagación derecha de universos, y no hay razón por la cual no debería ser una máquina de exactamente ese tipo en lugar de uno de exactamente otra clase. Pero, por otro lado, si hay una persona encargada del universo que actúa por el bien de la buena, entonces tenemos un montón de razones para suponer que habría un universo habitable para los seres humanos, en lugar de una caótica.

Después de haber dejado de lado la discusión de esta importante cuestión en Romper el hechizo , el motivo principal es para la investigación de los orígenes de la religión con la ayuda de la biología, la psicología y la sociología. Teniendo en cuenta que hay un Dios, nosotros lo esperaríamos para sostener un mundo donde las cosas se comportan de regulares simples formas-pues sólo de esta manera puede finitos seres encarnados aprender cómo se comportan las cosas y así utilizar las regularidades de la naturaleza para hacer una diferencia en el mundo (agricultura, por ejemplo). Pero también cabría esperar que Dios responda de manera diferente a las diferentes formas en que elegimos a comportarse, y por eso a veces para intervenir en los procesos que se sustenta. Así que debemos investigar el fenómeno de la religión en la “presunción” de que se trata de un movimiento sostenido por Dios en el que de vez en cuando Dios interviene milagrosamente. Eso, creo, es el enfoque científico adecuado.